Háblame de la emigración

Mis abuelos, Rosalía y José, tuvieron que emigrar a una localidad de Francia llamada Lyon. Los motivos fueron la falta de trabajo y de dinero. Además en las familias de cada uno de ellos eran muchos hermanos, por lo que la economía de las casas era muy mala.

El primero que emigró fue mi abuelo, con una edad de 23 años, en tren hacia Lyon. Tuvo que subirse en dos trenes, ya que el modelo de las vías de España eran distintas a los modelos de las vías francesas. Cuando llegó allí, empezó trabajando como obrero, mientras que mi abuela estaba aún en Coruña.

En 1965 mi abuelo volvió a Coruña para pedirle matrimonio a mi abuela. Con la edad de 22 años y ya casados irían empezar una nueva vida en Lyon (Francia). Allí mi abuela empezó a trabajar en una fábrica de ropa militar que se llamaba "ce foullet". Cobraba cada 15 días unos 150 francos.

Su vida social allí era muy buena, de relacionaban con los amigos y vecinos a diario, tanto franceses como otros emigrantes, tanto españoles coma portugueses o Italianos. Me dice mi abuela que la gente era muy educada y agradable. Mientras que pasaba todo esto, mis abuelos se comunicaban manalmente con sus familiares mediante cartas, principalmente mi abuela era la que escribía más cartas para contarles su vida cotidiana.

1975 fue el año del retorno de mis abuelos a Coruña. Tuvieron que dejar  su vida en Francia y vender todos sus bienes personales. Para llegar a Coruña, aunque parezca una tontería, tuvieron que pasar algunas dificultades, ya que retornaron por la carretera en su propio coche, tardando dos días, y las carreteras de aquellos días eran muy penosas. Pero os estaréis preguntando el  por qué de retornar a Coruña. Pues el motivo fue que su hija (hoy mi madre), con la edad de 6 años tenía la obligación de escolarizarse, por lo que tuvieron que tomar una gan decisión, quedarse en el país y escolarizar a su hija o retornar a España. Cuando llegaron, estrañaron mucho el nivel de vida de la España de aquella epoca, comparándolo con el nivel que dejaran atrás en Francia. Mi abuelo empezó a trabajar otra vez de albañil, mientras que mi abuela se dedicó a cuidar de mi madre y de mi tío Juan. Me dice mi abuela, que los comienzos aquí volvieron a ser difíciles, y que en algunas ocasiones se arrepintieron de retornar. Le pregunté que recuerdo tiene en general de haber emigrado. Ella me contesta que tiene un buen recuerdo, a pesar de los momentos tristes, al trabajo, y a la falta de cosas al principio. Me dice que hoy volvería a emigrar. Gracias al trabajo encontrado en Francia, ellos consiguieron independizarse, conocieron otros lugares, otras gentes y otras formas de facer las cosas. Pudieron conocer un pouco como era el mundo fuera de Galicia en aquellos años y darse cuenta del atraso que había en las aldeas.