Háblame de la emigración

La protagonista de este texto es mi madre, Patricia Vázquez Jones, nacida el 21 de Enero de 1970. A lo largo de los doce años en los que estuvo fuera de España, emigró primero a Inglaterra tras dos años allí, volvió a España durante un año y después se volvió a marchar a New York (EEUU), St. Martin (El Caribe) y por último a Buenos Aires (Argentina). Pero en esta redacción me centraré en los años en los que emigró a EEUU.

El año en el que se fue a EEUU fue en el 1990, con 20 años. 2 años mas tarde se marchó al Caribe.
La razón por la que decidió irse a otro lugar fue porque quería vivir la experiencia de trabajar en otro lugar lejos de donde ella vivía y por su pasión por viajar. En cuanto llegó a su lugar de residencia se integró perfectamente y muy rápidamente. Hizo amigos fácilmente y sin ningún tipo de problema gracias a su dominio del inglés. Allí estuvo trabajando en diversos lugares.

Durante bastante tiempo estuvo trabajando de camarera en muchos sitios. Fué una experiencia muy divertida e interesante que hizo que conociese a muchas personas. Después estuvo trabajando en un hipódromo, cuidando y ejercitando a los caballos. Fué una experiencia enriquecedora y, sobre todo, muy dura, ya que para ir a trabajar tenía que despertarse a las 4 de la mañana y recorrer un largo trayecto en metro ella sola para llegar a las 6 al hipódromo y estar lista para ponerse a trabajar durante horas. También trabajó de limpiadora de habitaciones en un hotel, donde trabajaba durante muchísimas horas sin parar. Le pagaban lo suficiente para vivir, también le daban una habitación para dormir allí y una comida al día.

En cuanto a las relaciones con su familia, hablaban por teléfono una vez al mes y más o menos dos veces al mes se escribían cartas. En fechas especiales, como Navidad, su familia siempre le enviaba un paquete con comida y postales. Sinceramente, ella no les echaba mucho de menos ni tenía morriña, ya que se lo estaba pasando muy bien allí, en cambio, su familia si que la añoraba.

Después de sus dos años en EEUU, como ya dije antes, también estuvo viviendo en el Caribe y en Buenos Aires y, en el 2000 regresó a España debido a que su padre estaba enfermo y su madre la necesitaba. Fué una decisión bastante difícil ya que no sabía qué se iba a encontrar en España tras 12 años fuera, ni si se iba a adaptar bien una vez acostumbrada a las costumbres de otros países, además de que tendría que separarse de muchas amistades que había formado.

Su experiencia, en general, fue inolvidable e irrepetible, una época que le hizo madurar, aprender y valorar lo que tenía en el momento. Conserva grandes recuerdos que compartir y es una experiencia que recomienda a todo el mundo.