Háblame de la emigración

Los míos fueron emigrantes en su momento, y su destino fue Francia. Marcharon a finales del año 1972, dejando aquí como únicas propiedades su casa y dos campos en los que pastaban las vacas y ovejas que tenían anteriormente y que vendieron después de decidir que marchaban para Francia. Por aquel momento mi abuelo vivía del ganado y también ayudando al hermano de mi abuela, que era carpintero, y mientras mi abuela ganaba dinero cuidando de algunos niños de la aldea.

La decisión de emigrar a Francia la tomaron porque al hermano de mi abuela le llegó una muy buena oferta de trabajo como carpintero en Francia y necesitaba un ayudante, le pidió a mi abuelo que fuera con él y se convirtiera en el ayudante que necesitaba, y al final entre ellos dos y mi abuela, tomaron la decisión de marchar a Francia después de que mi abuela diera a luz a su primer hijo, mi tío Eduardo.

En Francia, mis abuelos me contaron que les fue muy bien y llevaron una buena experiencia, sin embargo por problemas de adaptación mis abuelos volvieron a España pero mi tío-abuelo se quedó allí. Durante la estancia en Francia mi abuela dio a luz a mi madre, que nació en Francia y dos meses después volvieron a España y por tanto se nacionalizó como española.